Pigcasso, la cerda que se convirtió en la pintora más famosa de las redes

on . Posteado en Mundo

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 


Su nombre es Pigcasso y su mayor hobby es estar con un pincel en la boca y crear verdaderos diseños según su propio estilo. El mayor tiempo del día se lo pasa vinculado a las artes plástica, su actual dueña descubrió esta pasión cuando era realmente joven.



El destino de esta simpática cerdita la llevó a conocer a su actual dueña, Joanne Lefson quien la salvó de la muerte con tan solo cuatro semanas de vida. Pigcasso en un inicio, había sido seleccionado para ser sacrificada, cuando su actual propietaria observó las malas condiciones en que la tenían y decidió incorporarla en el núcleo de la familia para otorgarle una nueva oportunidad.

"Cerdos de cría son confinados en jaulas estrechas durante largos períodos de su vida, mientras que sus hijos son criados para carne de cerdo y se mantiene en condiciones insalubres y de hacinamiento... sin paja, sin acceso al aire libre y sin calidad de vida" aseguró Lefson a metro.
"Si los consumidores pudieran ver el interior, seguramente pensaría dos veces antes de traer a casa el tocino", agregó la propietaria del cerdo.
Sus cuadros se encuentran a la venta con un fin solidario, concientizar sobre la precaria situación en la que viven los cerdos en las granjas donde son criados para ser sacrificados (Instagram Pigcasso)

Pero su talento dejo boquiabiertos a muchos y eso fue gracias al entrenamiento de su dueña quien, mediante un clásico adiestramiento para perros, mejoró considerablemente su habilidad con el pincel su calidad con el arte plástico. Actualmente es capaz de manejar pinceles de brocha gorda, cubrirlos de pintura y desplazarlos sobre un lienzo.

En muy poco tiempo su imagen se hizo viral por el mundo, por lo que Lefson decidió poner en venta sus pinturas por una noble causa, recaudar fondos para la fundación Farm Sanctuary SA que busca concientizar sobre la precaria situación en la que viven los cerdos en las granjas donde son criados para ser sacrificados.

"Pigcasso ama el contoneo como también explorar el pintoresco paisaje de Ciudad del Cabo donde vivimos, con su caballete", afirmó Joanne.

En un inicio parecía inclinarse por el mundo del fútbol pero su pasión por la pintura fue aun más fuerte (Instagram Pigcasso)
La inteligencia de esta cerdita es sin dudas sorprendente pero el arte no es su única pasión. En el inicio de su entrenamiento denotó una clara tendencia por el mundo futbolístico pero, siempre hay alguna actividad que completa más el alma que otra; más aún si el talento está a la vista.

"Yo no lo obligue a pintar, pinta cuando quiere. Después de todo, con 204 kilos sin dudas es la jefa de la casa", aseguró su dueña.

  • actitudradio
  • franco
  • zingara
  • actitudradio
  • franco
  • zingara